Introducción

Se puede decir que la lectura es el canal de entrada de la mayor parte de la información que se adquiere en estos tiempos. En contraposición a esto, es un hecho estadístico que, salvo en algunos países en donde no se enseña a leer silábicamente, la gran mayoría de las personas adultas no llegan a leer ni siquiera 250 palabras por minuto, lo que les sitúa en un nivel 1: lectura lenta. La cuasa de esto es el modo como se aprende a leer, es necesario desaprender, o dicho de otro modo, enseñar a la vista y a la memoria procedimental a funcionar de otra manera en relación a la lectura.

 

Descripción

Se trata de un curso que busca incrementar la velocidad de la lectura aumentando al mismo tiempo la comprensión. Puede parecer paradójico el hecho de que al aumentar la velocidad aumente la comprensión, pero en realidad no lo es, pues una lectura a baja velocidad propicia que la mente se disperse, como ocurriría al ver una película en cámara lenta.

 Se trata de un curso basado en ejercicios programados que logra que la vista capte bloques y la memoria activa los decodifique sin detenerse en los símbolos simples que los componen, como ocurre en la decodificación del lenguaje oral.

 

Metodología

Los ejercicios que componen este curso están encaminados a tres objetivos:

1. Evitar la vocalización externa o interna.

2. Lograr la visión y decodificación de bloques.

3. Lograr la concentración y el pensamiento conceptual, fruto de la velocidad de lectura.

 

Los ejercicios están diseñados para lograr estos objetivos. La computadora permite controlar la velocidad y la extensión de los bloques y así ampliar y modificar los hábitos de la vista y de la decodificación de textos, adquiridos en la niñez y afianzados durante años.